Gran Hermano de España, sacudido por la denuncia de violación de una participante

La joven fue crítica del programa porque dejaron que el joven pasara más horas con ella luego de ver lo que le había hecho



No Banner to display

En la edición número 18 de Gran Hermano de España, en el año 2017, sucedió un hecho que mereció la expulsión de uno de los participantes por “conducta intolerable” en relación a otra participante, según expresaron los productores del mismo programa.

Esa conducta intolerable que en aquel entonces quedó envuelta en una especie de misterio, se convirtió hoy en una denuncia por violación realizada por Carlota Prado, la concursante protagonista del episodio, que rompió estos días el silencio sobre el tema, aseguró haber sido abusada, y sustentó sus dichos en las imágenes del mismo programa donde, según indicó, “se ve perfectamente cómo él abusa de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente”. La joven también sentencia que el programa entonces no la ayudó.

Todo ocurrió una noche de noviembre de 2017, cuando los participantes festejaban en una celebración con alcohol la superación de uno de los desafíos a los que los enfrenta el programa del ojo que todo lo ve. Allí, según las imágenes que trascendieron, el concursante José María Pérez, por entonces pareja de Prado, se acerca donde ella estaba sentada y, tras producirse un forcejeo la levanta y se la lleva del lugar.

El hecho del abuso sexual se habría producido luego, según aseguró la joven, en una habitación de la casa del Reality. Las imágenes de esa situación fueron las que hicieron que la producción de GH expulsara al joven por una “conducta intolerable”. A ella, en tanto, la dejaron salir temporalmente de la casa, “según consejo del equipo de psicólogos”, pero aseguraron que “la puerta está abierta para ella”.

El caso se encuentra ahora en los tribunales porque la exparticipante del Reality interpuso la denuncia en la justicia, una vez fuera del programa y de regreso en su ciudad.

Fuente: La Nación