Florencia Peña recordó un dramático caso de aborto de una compañera de colegio

Con el foco puesto en el tratamiento de la ley por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, Florencia Peña (43), quien se manifestó como tantas actrices a favor del aborto seguro, legal y gratuito, contó la traumática experiencia de la que fue testigo en su adolescencia. La actriz, en una entrevista radial en el programa Por si las […]



No Banner to display

Con el foco puesto en el tratamiento de la ley por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, Florencia Peña (43), quien se manifestó como tantas actrices a favor del aborto seguro, legal y gratuito, contó la traumática experiencia de la que fue testigo en su adolescencia.

La actriz, en una entrevista radial en el programa Por si las moscas con Moskita Muerta y Nilda Sarli por La Once Diez, recordó el drama que vivió una compañera de colegio cuando cursaba la secundaria.

“Yo iba a un colegio católico. Una amiga quedó embarazada muy chica, no lo quería tener y desde la escuela la obligaron a ser madre”, dijo Flor para ejemplificar la situación que atraviesan muchas mujeres aún hoy.

“No querían que tome anticonceptivos ni dejarla abortar. Ella siguió con el embarazo y después que nació el bebé, la echaron de la escuela porque no podían permitir que hubiera una chica que había tenido relaciones fuera del matrimonio”, detalló.

Después de contar la anécdota, opinó: “Las mujeres tienen que tener derecho a poder planificar su vida”. Y también se refirió a cómo fueron sus embarazos.

“Yo, mi primer hijo lo tuve con el DIU puesto y lo tuve porque estaba en una situación en que podía”, aclaró. Y agregó: “Pero los métodos anticonceptivos fallan y no se puede culpar a la mujer”.

Con respecto a la polémica que genera el tema, a favor y en contra, Peña también habló sobre Amalia Granata (37), quien está en contra de la despenalización del aborto y con quien Florencia protagonizó una fuerte discusión en la televisión.

“Cuando leo los tuits de Amalia Granata la respeto y la comprendo, pero le pido que no me diga ‘asesina’”, afirmó.

Y fue más allá: “Es algo peculiar y contradictorio ver, cuando te metés en los perfiles de las personas que se autodenominan ’provida’, que son los que bancan la doctrina Chocobar y que creen que los pibes que están en la calle o roban tienen que morir”, cerró.

Fuente: Clarín 



Articulos relacionados