Flavio Mendoza, sobre los primeros días con su hijo: “No sentía que era mío”

Tras años de desear ser papá, y luego de un intento fallido en 2017, el 11 de abril de este año Flavio Mendoza (43) saludó por primera vez a Dionisio, el hijo que tanto buscó. “Hijo mío, bienvenido a este mundo maravilloso. Quiero que seas honesto, generoso, solidario, pero sobre todo que seas feliz”, había compartido […]



No Banner to display

Tras años de desear ser papá, y luego de un intento fallido en 2017, el 11 de abril de este año Flavio Mendoza (43) saludó por primera vez a Dionisio, el hijo que tanto buscó.

“Hijo mío, bienvenido a este mundo maravilloso. Quiero que seas honesto, generoso, solidario, pero sobre todo que seas feliz”, había compartido ese mismo día, conmovido por el nacimiento.

Hoy, a dos meses de uno de los días más especiales de toda su vida, el artista se abrió y definió los sentimientos que lo atraviesan.

“Al principio, cuando él nació no sentía que era mío. Yo solamente lo alimentaba y lo cuidaba. Hacía eso. Y ahora, a partir de que tuvo un mes, empezamos a tener otro vínculo”, confesó con brutal honestidad en Los Ángeles de la Mañana (El Trece)

“Una periodista me dijo que no dijera esto, pero lo digo porque para mí es la realidad”, agregó, seguro de que muchos otros padres primerizos se sentirían identificados con sus declaraciones.

Además, contó cómo vive el día a día en este nuevo rol: “Te vas encontrando. Me pasa que me voy acostumbrando, por momentos uno se olvida de que es papá. Digo, ¡soy papá!”, declaró.

Después de tantas horas de trabajo, el productor teatral de Siddharta celebra cada vez que llega a su casa: “Algo que me pasa, que me encanta, que mi hermana no lo puede creer, que cuando vuelvo a casa digo como tonto ‘¿dónde está mi bebito?’¡Y él ya reacciona! Me mira y le empiezo a hablar, me sonríe y se me cae la baba”.

Desde que llegó Dionisio a su vida, Flavio es una persona “mucho más feliz”, y así lo demuestra en sus redes, compartiendo momentos junto a su pequeño.

El bebé nació en los Estados Unidos, a través del método del vientre subrogado, que también utilizaron otros famosos como Marley y Luciana Salazar.

Para Flavio, ser padre era uno de sus más grandes sueños, y por eso el nombre de su hijo fue inspirado en una persona que lo marcó para siempre y lo motivó a luchar por lo que deseaba.

“Dionisio fue una persona que trabajaba en el circo y que siempre me llevaba de un lado para el otro. Yo era muy travieso y como yo siempre le decía que quería ser trapecista o cualquier cosa, él me decía ‘los sueños que no se cumplen son aquellos que no se sueñan’. Es una frase de Chaplin y eso me quedó a fuego”.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados