Estalla la guerra comercial entre Estados Unidos y China: Donald Trump anuncia aranceles por US$ 50 mil millones

Trump autorizó aplicar represalias sobre 1.300 productos chinos. Beijing ya amenazó con medidas inmediatas.



No Banner to display

En su pulseada comercial con Beijing, Donald Trump aprobó y anunció este viernes un plan para aplicar tarifas por decenas de miles de millones de dólares a productos chinos. Y China ya respondió que habrá represalias “inmediatas”.

Las sanciones llegan en medio de una disyuntiva diplomática: por un lado EE.UU. necesita a Beijing para que avancen sus esfuerzos en la desnuclearización de Corea del Norte, pero al mismo tiempo está enfrentado a todos sus aliados en una casi declarada guerra comercial para reducir su abultado déficit.

Un equipo de asesores comerciales de Trump, que incluye funcionarios del Tesoro y del Departamento de Comercio, se reunieron el jueves para ultimar detalles antes de que la lista final de productos afectados fuese anunciada este viernes.

FILE PHOTO: U.S. President Donald Trump signs a memorandum on intellectual property tariffs on high-tech goods from China, at the White House in Washington, DC, U.S., March 22, 2018. REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

Trump firma un memorandum sobre tarifas a la propiedad intelectual de productos de alta tecnología provenientes de China, en abril. / Reuters

El mandatario, según el Wall Street Journal, aprobó la noche del jueves el documento, que afectaría a 50.0000 millones de dólares en bienes chinos, la misma cifra anunciada en marzo.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, intercambió más temprano duras palabras con el canciller chino Wang Yi en Pekín, donde Wang exhortó a Washington a evitar adoptar una estrategia “perdedora” en el comercio entre ambos países.

“Si Estados Unidos adopta medidas proteccionistas unilaterales que afecten a los intereses chinos, entonces reaccionaremos de inmediato y tomaremos las medidas necesarias para proteger nuestros derechos e intereses legítimos”, reafirmó Geng Shuang, portavoz de la diplomacia china, en rueda de prensa el viernes.

Pero según Dennis Wilder, un experto en el sudeste asiático de la Universidad de Georgetown, “asistimos a un proceso de negociaciones en el cual el equipo de Trump ha descubierto que el seguir presionando a China le trae cada vez mejores resultados”.

Trump ya anunció en marzo que Estados Unidos impondría aranceles de 25% a 50.000 millones de dólares en productos chinos.

1.300 productos chinos

Una lista de aproximadamente 1.300 productos chinos fue publicada por el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer. El 70% de estos bienes pertenecían a tres grandes sectores: componentes de reactores nucleares, maquinaria eléctrica y equipos ópticos.

Sin embargo, el canal financiero de noticias CNBC informó el jueves que esa lista se reduciría a 800 o 900 productos.

Todavía el jueves no estaba claro cuándo los aranceles entrarían en efecto, aunque la Casa Blanca informó el mes pasado que la lista final sería anunciada este viernes y que dichos aranceles serían impuestos “poco después”.

“Yo creo que los chinos están confundidos con las acciones de la administración Trump”, dijo Nicholas Lardy, un experto en economía china del centro de investigación Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE).

Trump resguardó al gigante chino de las telecomunicaciones, ZTE, de las sanciones que en abril amenazaron con dejar a la compañía fuera del negocio, lo que provocó la indignación de algunos republicanos en el Congreso, y el mes pasado la Casa Blanca declaró una tregua en sus hostilidades comerciales con China, antes de cambiar de opinión semanas después y retomar el plan de los aranceles.

¿Mucho o poco?

Analistas estiman que las decenas de miles de millones de dólares en aranceles que Washington prepara imponer a China suman una miseria comparado con el tamaño de las dos principales economías del globo.

Pero otros se preocupan por la señal que esa medida envía, y su potencial para dañar la economía mundial.

“Les estamos pidiendo que cambien completamente lo que son y estamos sacudiendo este palito en su cara”, dijo Derek Scissors, experto en economía china del American Enterprise Institute.

Para él, quien se define como “crítico frontal de China en materia comercial”, estos aranceles de 50.000 millones de dólares en productos “no cambiarán gran cosa”.

Otros analistas señalan que los dos objetivos que persigue Estados Unidos, que China apoye un acuerdo Estados Unidos-Corea del Norte y que al mismo tiempo haga concesiones económicas, no son compatibles.

“El peligro que enfrenta Trump, si va demasiado lejos, es que China deje de presionar a Corea del Norte“, afirma Lardy, ahora que Beijing ha restringido sus relaciones comerciales con el régimen norcoreano.

Trump ya le declaró la guerra a sus aliados, al imponer tarifas al acero y el aluminio a Europa, Canadá y México. Y todo indica que China sigue el mismo camino.

Wall Street

Wall Street viene siguiendo de cerca la escalada de tensiones comerciales con China con preocupación, temerosa de que estrangule el crecimiento económico conseguido durante la gestión Trump y mine los beneficios por los recortes impositivos que el presidente firmó el año pasado.

“Si se termina en una batalla de tarifas, eso provocará una inflación en los precios y deuda de los consumidores. Esos son todos ingredientes históricos para un enfriamiento de la economía”, opinó Gary Cohn, del Washington Post.

 

Fuente: Clarín 

Publicado en: Destacado, Mundo, Noticias   Etiquetas: , , , ,


Articulos relacionados