Escándalo en la Academia Sueca por las denuncias de acoso sexual y corrupción

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia pidió responsabilidad a los miembros de la Academia.
 



No Banner to display

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia pidió hoy a los miembros de la Academia Sueca estar a la altura de sus responsabilidades en la entrega del próximo Premio Nobel de Literatura, en el marco de la crisis interna que atraviesa la institución por una serie de denuncias públicas de corrupción, acoso sexual y filtración de información clasificada.

Debido a estas denuncias, miembros de la academia realizaron acusaciones cruzadas en los principales periódicos suecos, y otros tantos anunciaron que no regresarán a la institución, habida cuenta de que no pueden renunciar, informó la agencia de noticias DPA.

“La hostilidad que ha surgido en la Academia Sueca es profundamente lamentable y puede dañar seriamente su importante deber”, aseveró el monarca de Suecia, e insistió con que la responsabilidad de sus miembros hacia la entidad “siempre debe ser prioritaria”.

En el centro del escándalo se encuentran la académica Katarina Frostenson, acusada de corrupción, y su marido, el fotógrafo Jean-Claude Arnault, a quien 18 mujeres acusaron el pasado noviembre de acoso sexual en el marco del movimiento #MeToo.

Frostenson, jurado del Premio Nobel de Literatura, y Arnault, uno de los funcionarios más influyentes de la cultura sueca, son copropietarios de un club de arte privado que recibió subvenciones de la Academia Sueca.

Además, Arnault está acusado de divulgar antes del anuncio oficial los nombres de siete galardonados, entre ellos el de Bob Dylan en 2016.

Si bien los académicos no pueden renunciar de acuerdo a un estatuto de 1786 y solo pueden ser reemplazados tras su muerte, el rey Carlos Gustavo está sopesando modificar esa norma: “Dados los acontecimientos consideraré la necesidad de modificar los estatutos, entre otras cosas en lo que se refiere al derecho de renuncia”, anunció.

Fuente: Clarín