Entre gestos de apoyo, regresó a su casa la sobreviviente de la persecución mortal en Monte

Antes de dejar el hospital, la adolescente fue informada sobre la muerte de sus cuatro amigos; los vecinos marcharán el próximo jueves para renovar el pedido de justicia



No Banner to display

Luego de luchar ante las heridas sufridas esa madrugada del 20 de mayo, fue recibida con globos y un inmenso cartel con la inscripción: “¡Sos una guerrera!”. “Fue un milagro”, dijo Loana Sanguinetti, madre de Rocío.

Todo San Miguel del Monte se conmovió ayer al recibir a la adolescente, de 13 años, que sobrevivió a la persecución y los disparos efectuados por policías bonaerenses. Los habitantes de esa ciudad se movilizarán el próximo jueves para pedir justicia por las muertes de los cuatro jóvenes que acompañaban a Rocío en el Fiat 147.

La joven de 13 años no habla. Apenas se comunica con señas con su familia. Esta aturdida. Tiene la mandíbula partida. Y fracturas en brazos y piernas. De a poco se recupera de esa pesadilla que tuvo lugar en la madrugada del 20 de mayo.

El regreso de la única testigo de la masacre conmovió a este pueblo. “Fue muy alto el precio que tuvimos que pagar para que se depure a la policía”, dijo Olga, una vecina de la calle Rivadavia que ayer se acercó a recibir a Rocío.

En la investigación tendrán un rol clave la sobreviviente y su familia. “No tengo miedo. Voy a pelear”, dijo la madre de Rocío. “Mi hija también estaba en ese auto esa madrugada”, agregó. La madre de la única testigo directa de la tragedia aseguró: “Es mucha presión. Yo la tengo a mi hija, pero voy a estar con los otros papás luchando, pidiendo justicia”.

Fuente: La Nación



Articulos relacionados