En medio de la polémica por el protocolo de Bullrich, el Gobierno y la Ciudad analizan usar las pistolas taser

Así lo confirmaron a Clarín desde el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli.



No Banner to display

Cambiemos parece estar decidido a explotar al máximo la agenda del combate de la inseguridad y el orden, luego del exitoso operativo en la organización de la cumbre del G20. Al protocolo para el manejo de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad, que promulgó este lunes el Gobierno nacional, volvió a poner en escena un tema que generó polémica en el pasado: el uso de las pistolas Taser.

Según confirmaron a Clarín desde el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, a cargo del ministerio porteño tras la salida de Martín Ocampo; tanto Nación como la Ciudad analizan su implementación, un debate que Mauricio Macri dio cuando era alcalde y el kirchnerismo gobernaba el país.

En aquel momento, encontró un fuerte rechazo en importantes dirigentes K, como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, pero recibió el apoyo del por entonces secretario de Seguridad Sergio Berni. Con todo, pese a que en ese momento el Tribunal Superior de Justicia revocó en 2015 un fallo que le impedía implementarlas con el argumento de que podían ser utilizadas para torturar, En plena campaña presidencial, finalmente Macri tomó la decisión de evitar su implementación.

El escenario ahora aparece diferente. Cerca de la ministra Bullrich contaron a Clarín que el Gobierno analiza habilitar a las fuerzas de seguridad para que puedan usar las Taser. “Estamos estudiando hacerlo en lugares de aglomeración, como aeropuertos y trenes”, precisaron. “Pero tenemos que hablar con las fuerzas de seguridad porque no queremos que se usen los dos tipos de arma (de fuego y Taser) al mismo tiempo”.

Sucede que Bullrich, según confiaron en su entorno, desconfía de la Justicia. “En todos los países del mundo, usan las dos. Pero ¿qué pasa si un juez dice ‘¿por qué utilizó el arma de fuego y no la Taser?’ Mientras los jueces no se adecuen y sigan responsabilizando de todo a los policías, preferimos que quienes usen las Taser no lleven armas de fuego. Y al revés, lo mismo”, plantean.

En tanto, en la Ciudad, Santilli confirmó a este diario -y luego en América TV- que “está en análisis el uso de armas no letales, incluida las Taser”. Aunque advirtió que “todavía no está nada definido” y que su implementación dependerá de una evaluación profunda sobre su conveniencia. Su secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, se expresó en la misma línea en diálogo con Luis Novaresio, por radio La Red, e instó a “profundizar el debate” porque “todas las policías del mundo las usan”. “Vamos a dar la discusión sobre el uso de armas no letales, entre ellas las Taser”, completó.

Sin embargo, en el entorno de Horacio Rodríguez Larreta minimizaron la polémica y aseguraron -por lo bajo- que “las Taser no son prioridad” y dudan que se llegue a tomar esa decisión. “Sí otro tipo de armas no letales, como por ejemplo las que utilizan pintura para identificar a manifestantes y luego proceder a detenerlos”.
Del mismo modo que se diferenció al desistir por el momento de aplicar el protocolo de uso de armas de fuego dictado por Nación, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, no tiene en estudio el uso de las Taser. Así lo aseguraron altas fuentes de la gobernación y cerca del ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo. En rigor, la Provincia fue pionera al comprar una tanda de pistolas para el Grupo Halcón y podría extender su uso a otros grupos de élite, pero no más allá. “Que las usen los policías que están en la calle es diferente. Habría que evaluar el gasto que implica y si tendría utilidad”, justificaron.

Fuente: Clarín