En el quinto aniversario de la muerte de Ángeles Rawson, inauguraron un banco rojo en su honor

Los padres de Ángeles Rawson , Jimena Aduriz y Franklin Rawson, instalaron anoche un “banco rojo” en la plaza donde jugaba la joven, en el quinto aniversario de su asesinato. El símbolo busca visibilizar y concientizar sobre la violencia de género y las mujeres víctimas de femicidio en el país, cuyos casos continúan en aumento en la Argentina. El banco fue colocado […]



No Banner to display

Los padres de Ángeles Rawson , Jimena Aduriz y Franklin Rawson, instalaron anoche un “banco rojo” en la plaza donde jugaba la joven, en el quinto aniversario de su asesinato. El símbolo busca visibilizar y concientizar sobre la violencia de género y las mujeres víctimas de femicidio en el país, cuyos casos continúan en aumento en la Argentina.

El banco fue colocado anoche, poco después de las 20, en la Plaza Jacarandá en la avenida Santa Fe 5091, donde la joven jugaba de niña. Está acompañado por una placa que dice: “La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires rinde homenaje a la memoria de Ángeles Rawson, una joven vecina del barrio que solía jugar en este lugar, y cuya vida fue truncada por un femicidio cometido tras un abuso sexual, el 10 de junio de 2013”.

“Ángeles, a la que le decíamos Mumi, fue unión. Unió a un país a través de la lamentable pérdida de su vida. Creo que nos interpeló a todos como sociedad”, dijo Jimena Aduriz, madre de la joven, en el acto de homenaje.

A su vez, Aduriz comentó el caso de Wanda Taddei, “cuyos padres Beatriz y Jorge, son quienes trajeron el proyecto del “banco rojo” a la Argentina”, explicó. “Es un símbolo de concientización, visibilización y sensibilización de la violencia hacia las mujeres”, agregó Aduriz.

“Las tragedias nos involucran a todos en la solidaridad, en el afecto y en el respeto y en pensar cómo hacer para construir una sociedad mejor”, dijo el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Miguel Avruj, presente en el evento.

El caso de Ángeles Rawson

Ángeles Rawson tenía 16 años cuando desapareció en 2013 al regresar a su casa de una clase de gimnasia. La adolescente fue encontrada muerta un día después en el predio del Ceamse de José León Suárez y médicos y peritos concluyeron tras varios estudios que había sufrido un intento de abuso sexual y luego murió estrangulada y sofocada.

Por la muerte quedó detenido y condenado a prisión Jorge Mangeri, portero del edificio donde vivía la víctima por “femicidio, abuso sexual y homicidio agravado criminis causae”, quien no saldrá en libertad hasta el año 2048.

Publicado en: Destacado, Noticias, Sociedad   Etiquetas: , ,


Articulos relacionados