Empezó el corte parcial en el puente de Juan B. Justo pero postergaron su cierre para dentro de 15 días

Este sábado empezaron las restricciones de tránsito en el puente de Juan B. Justo, pero finalmente postergaron su cierre total para dentro de 15 días. Fuentes del Gobierno porteño explicaron que la demora en la demolición se debe a “cuestiones técnicas”. Mientras tanto, quedó abierto un carril por mano. Los automovilistas, sin embargo, no se encontraron con […]



No Banner to display

Este sábado empezaron las restricciones de tránsito en el puente de Juan B. Justo, pero finalmente postergaron su cierre total para dentro de 15 días. Fuentes del Gobierno porteño explicaron que la demora en la demolición se debe a “cuestiones técnicas”. Mientras tanto, quedó abierto un carril por mano.

Los automovilistas, sin embargo, no se encontraron con embotellamientos en el puente. Muchos, directamente lo evitaron pensando que estaría cerrado. Y, en cambio, tuvieron problemas en otros puntos cercanos, pero por otro corte: Scalabrini Ortiz estuvo cerrada a la altura de Córdoba por un evento religioso.

Mientras tanto, los que circulaban por Córdoba se encontraron con una sorpresa: alguien dejó escrita una última frase en el puente. Dice “Un pasito atrás por favor”, un guiño a la obra próxima a comenzar, detrás del cual se adivina la autoría de Oscar Brahim, el artista que durante años dejó consignas sobre la estructura que ahora será demolida.

Pero por ahora, los trabajos principales tardarán un par de semanas más en comenzar. “Debido a cambios técnicos de último momento, relacionados con la ejecución de la obra, informamos que el corte programado para el sábado 15 de septiembre será parcial: se dejará habilitado un carril en ambas trazas, tanto sentido norte como sur. Ambos carriles sólo continuarán habilitados los próximos 15 días, momento en el que sí se procederá a realizar el corte total”, indicaron fuentes oficiales.

Después, estiman que tardarán al menos seis meses en reabrir la avenida. Y, mientras tanto, los automovilistas tienen que armarse de paciencia para realizar varios desvíos.

Para los vehículos particulares, las alternativas serán las siguientes:

  • Hacia el Suroeste, desde Juan B. Justo se deberá doblar a la derecha en Soler, El Salvador, Honduras o Cabrera, para continuar por Fitz Roy o Carranza y retomar Juan B. Justo por Castillo o Loyola.
  • Hacia el Noreste, desde Juan B. Justo habrá que doblar a la derecha por Padilla, avenida Corrientes, Vera, o Loyola y seguir por Serrano/Borges o Acevedo/Armenia hasta retomar Juan B. Justo por Cabrera u Honduras

Para el tránsito pesado, en cambio, los recorridos serán:

  • Hacia el sur, por Juan B. Justo, Cabrera, Fitz Roy y Loyola hasta retomar Juan B. Justo.
  • Hacia el norte, el recorrido será Juan B. Justo, Godoy Cruz, Honduras y nuevamente Juan B. Justo.

Para circular por la zona, también hay que tener en cuenta que cambiarán de sentido las calles Castillo y Cabrera. Entre Humboldt y Juan B. Justo, Castillo pasará a ser mano única en dirección hacia Juan B. Justo. Y Cabrera, entre Godoy Cruz y Juan B. Justo, tendrá mano única hacia esa avenida.

En cuanto al transporte público, el colectivo 166 (Palermo/Libertad) cambiará su recorrido. También, los micros gratuitos que completan el recorrido del tren San Martín. Hacia el sur, desde Juan B. Justo tomarán Cabrera, Fitz Roy y Castillo para retomar Juan B. Justo. Y hacia el norte, el desvío desde Juan B. Justo será por Godoy Cruz y Cabrera hasta volver a Juan B. Justo. Las paradas no sufrirán modificaciones.

Por otra parte, estará prohibido estacionar en ambas manos de Godoy Cruz, entre Juan B. Justo y Honduras; Honduras, entre Godoy Cruz y Juan B. Justo; Cabrera, entre Godoy Cruz y Fitz Roy; Fitz Roy, entre Cabrera y Loyola; Castillo, entre Fitz Roy y Juan B. Justo, y Loyola, entre Fitz Roy y Juan B. Justo.

El mes que viene también quedará bloqueada al tránsito la esquina de Juan B. Justo y Córdoba, y en noviembre la de Niceto Vega.

Construido en 1966 por el arquitecto Mario Roberto Álvarez e inaugurado en 1969, el Puente de la Reconquista será demolido para avanzar con la construcción del viaducto del tren San Martín. Una obra que está elevando las vías a lo largo de 5 kilómetros, entre Puente Pacífico y La Paternal, y que permitirá eliminar 11 barreras.

El puente será desarmado por partes y con grúas. Comenzarán con la remoción de los postes de luz y de los tableros. Al mismo tiempo, colocarán vallas plásticas de contención. Este proceso demandará una semana.

Después, prepararán el terreno e ingresará la maquinaria necesaria para desmontar los nueve tramos del puente. Cada uno de ellos tiene 16 vigas y será dividido en tres partes de 12 o 13 toneladas cada una, que es el peso que pueden transportar los camiones por la Ciudad.

Cada tramo demandará 15 días de trabajo. Para desarmar la estructura, usarán dos grúas de hasta 400 toneladas. Al principio, las ubicarán sobre el puente. Y más adelante, una de ellas trabajará a nivel de la calle. Las casas linderas serán protegidas con mamparas móviles de tres metros de altura.

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño afirman que la obra no será ruidosa. Los cortes del tablero y de las vigas se harán con un sistema de poleas por donde circula un hilo con perlas de diamantes, que hace incisiones precisas y silenciosas.

Cuando terminen de desmontar el puente, a mediados de diciembre, empezarán a demoler las columnas. Esta otra tarea finalizaría a fines de enero. Los escombros serán usados para rellenar el Río de la Plata en la zona donde se hará la ampliación del Aeroparque Newbery.

Los trabajos incluyen la reconfiguración de la avenida Juan B. Justo, que quedará a nivel y tendrá cruces semaforizados. En principio, la reabrirían al tránsito en marzo, aunque esta fecha puede cambiar. Cuando lo hagan, esa parte de la Ciudad donde limitan los barrios de Villa Crespo, Chacarita, Colegiales y Palermo tendrá una nueva fisonomía.

Fuente: Clarín

Publicado en: Destacado, Noticias, Transporte   Etiquetas: ,


Articulos relacionados