El Vaticano advierte sobre la excesiva toma de deuda

La Santa Sede, muy crítica con la toma de deuda



No Banner to display

En el marco del pedido de auxilio financiero realizado por el Gobierno argentino al Fondo Monetario Internacional, se dio a conocer un documento donde el Vaticano reclamó acciones de control sobre el sistema financiero porque el mercado “es incapaz de regularse a sí mismo”, al tiempo que advirtió sobre la “especulación” que hacen los fondos de inversión sobre los títulos de deuda pública en el mundo.

Este miércoles, el presidente Mauricio Macri aseguró que encaró “una negociación “profesional y técnica” con el FMI y negó que el organismo haya hablado durante las negociaciones sobre “leyes laborales” ni “tipo de cambio”. Y aclaró: “No nos va a condicionar el FMI. Ellos no se meten con nuestra legislación ni con el tipo de cambio. Acá no existen agendas ni negociaciones ocultas“.

Además, el mandatario explicó que el organismo “nos va a decir en qué número nos sentimos cómodos para reducir el déficit”, pero aclaró que la “responsabilidad” está ahora “en los dirigentes y en sentarnos en una mesa” para lograrlo. “No nos tiene que incomodar. El Fondo es una institución seria que hace buenos o malos acuerdos. En nuestro caso es bueno porque garantiza el crecimiento”, sostuvo el Presidente con un optimismo contrario a la postura del Vaticano. 

“La experiencia de las últimas décadas ha demostrado con evidencia, por un lado, lo ingenua que es la confianza en una autosuficiencia distributiva de los mercados, independiente de toda ética”, criticó la Santa Sede a través del documento “Oeconomicae et pecuniariae quaestiones” (Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico y financiero”).

El texto producido por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y la Congregación para la Doctrina de la Fe fue aprobado y “ordenada su publicación” por el papa Francisco según indica el material de 34 puntos divulgado este jueves.

En el escrito, la Santa Sede hace hincapié en “la impelente necesidad de una adecuada regulación, que conjugue al mismo tiempo libertad y tutela de todos los sujetos que en ella operan en régimen de una sana y correcta interacción, especialmente de los más vulnerables”.

“Ese potente propulsor de la economía que son los mercados es incapaz de regularse por sí mismo”, advierte el documento. “De hecho, estos no son capaces de generar los fundamentos que les permitan funcionar regularmente (cohesión social, honestidad, confianza, seguridad, leyes…), ni de corregir los efectos externos negativos (diseconomy) para la sociedad humana (desigualdades, asimetrías, degradación ambiental, inseguridad social, fraude…)”, plantea.

“En este sentido, hay que destacar que en el mundo económico y financiero se dan casos en los cuales algunos de los medios utilizados por los mercados, aunque no sean en sí mismos inaceptables desde un punto de vista ético, constituyen sin embargo casos de inmoralidad próxima”, critica.

“En este sentido, los poderes políticos y económico-financieros deben siempre mantenerse distintos y autónomos y al mismo tiempo orientarse, más allá de todas complicidad nociva, a la realización de un bien que es tendencialmente común y no reservado a pocos sujetos privilegiados”, reclama el escrito con fecha 6 de enero.

Fuente: Ámbito

Publicado en: Destacado, Economía, Noticias   Etiquetas: , , ,


Articulos relacionados