El último deseo del Tata Brown

El campeón del Mundo en 1986, fallecido este lunes, tenía un amor incondicional a Estudiantes.



No Banner to display

El Tata Brown falleció este lunes a los 62 años de edad, a causa de una enfermedad, y el mundo del fútbol llora su muerte por lo que significó para Argentina. Su logro más importante llegó en 1986 proclamándose campeón del mundo y marcando un gol en la final contra Alemania.

Brown, formado en Estudiantes de la Plata, y campeón en el Pincha nunca escondió su amor por el club y hace algunos años, en un homenaje, manifestó un deseo: “Para mí Estudiantes es mi vida, en aquel sitio, mi familia sabe que el día que yo me muera me van a tener que enterrar ahí. Porque yo me voy a enterrar en el country de Estudiantes”.

Se desconoce si se verá cumplido ese deseo, pero la familia de Estudiantes y de todo el fútbol argentino le va a despedir con todos los honores.

Fuente:

Marca



Articulos relacionados