El suegro de Lionel Messi debe pagarle 2 millones de pesos a una ex empleada por maltrato

La Justicia le ordenó indemnizar a una mujer que trabajó 20 años en un supermercado de su propiedad.



No Banner to display

A un año del episodio que derivó en una denuncia penal y una condena al hermano de Lionel Messi por portación ilegal de arma de fuego, la familia política del astro del Barcelona sufrió un revés judicial que obliga a la empresa del suegro del futbolista a desembolsar dos millones de pesos para resarcir a una ex empleada.

La resolución que se dio a conocer ayer fue producto de una demanda laboral realizada en 2014 por una mujer que trabajó durante 20 años en un supermercado perteneciente a la firma que integra Pascual José Roccuzzo, el padre de la esposa de la estrella del Barcelona. Según el fallo, el comerciante maltrató y hostigó a la víctima a fines de que renunciara a su puesto.

La presentación que realizó el abogado Bernardo Larroux da cuenta de que su clienta realizaba tareas administrativas en el establecimiento ubicado sobre Lavalle al 2500. La medida que desencadenó el reclamo fue la reasignación de la trabajadora con un cambio de horario y nuevas funciones que nunca fueron especificadas. Para la jueza Susana Perkins, esto generó una “alteración esencial del contrato” y luego “un perjuicio moral”.

En diálogo con LT8, el letrado recordó que la mujer trabajaba de corrido y era “la más antigua de la empresa” que pertenece a la familia de Antonella Roccuzzo. Sin embargo, la situación se complicó cuando la empleada dejó de trabajar de corrido y fue reasignada a un depósito “con la finalidad de forzar su renuncia”.

“Sólo se tendía a desgastar el vínculo y a que ella se vaya sin tener que echarla”, aseguró el patrocinante de la trabajadora respecto de los antecedentes. El fallo que trascendió esta semana señala que la patronal adoptó “una posición reñida con la buena fe contractual y el buen trato”, de modo que la firma Roccuzzo SA sufrió un embargo millonario.

“Tal circunstancia grave y elocuente autorizaba por sí sola a dar por extinguido el vínculo contractual con justa causa”, planteó la jueza del caso respecto de la nueva modalidad que le habían impuesto a la empleada cuando decidió considerarse despedida.

Desde el estudio que patrocina al suegro de Messi aseguraron que la decisión de primera instancia refleja “una tremenda arbitrariedad e injusticia” y ya ha sido apelada, debido a que el análisis de la magistrada dejó de lado “en su gran mayoría la prueba producida en el expediente”.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados