El segundo mano a mano entre Kim Jong-un y Donald Trump

En Vietnam, tras hacerlo en Singapur, el Presidente de Estados Unidos y el líder de Corea del Norte se reúnen una vez más para volver a tratar los temas que ya trataron.



No Banner to display

Hoy es el segundo cara a cara. En Vietnam, tras hacerlo en Singapur, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se reúnen una vez más para volver a tratar los temas que ya trataron pero que desde que se vieron el año pasado avanzaron poco.

Al saludarse, al estrechar sus manos, los mandatarios sonrieron y posaron ante las cámaras fotográficas que estaban allí para retratarlos a ellos. El primer intercambio fue corto. Como ya lo había hecho, el estadounidense destacó las posibilidades económicas de Pyongyang: “Tu país tiene un potencial económico tremendo, va a tener un futuro tremendo y yo voy a ayudar”.
Además, Trump aseguró que es “un honor” reunirse con Kim tras “la muy exitosa” primera cumbre: “Ambos estamos muy satisfechos con lo que hemos hecho”. E insistió: “Creo que tendrá un tremendo futuro para su país y que será un gran líder y estoy deseando ver cómo ocurre y ayudar a que ocurra”.
Por su parte, Kim se mostró “seguro” de alcanzar “esta vez” un resultado que “será alabado por todos”.

La expectativa es alta. El republicano espera “grandes cosas” del encuentro. “Tenemos una gran reunión planeada para esta noche como saben, con Corea del Norte, el presidente Kim, y creo que podría ser muy exitosa”, manifestó Trump ante los principales líderes de Vietnam. “Veremos qué ocurre, pero él quiere hacer algo grandioso”, apuntó Trump, agregando que Kim podría tomar a Vietnam como modelo de revitalización económica. “Si miran lo que han hecho en poco tiempo, él puede hacerlo en un plazo muy, muy rápido: convertir a Corea del Norte en una gran potencia económica”.

En las calles de la capital de Vietnam, el ambiente carnavalesco, los artistas callejeros que pintan retratos de los dos líderes y los vendedores que ofrecen camisetas con sus caras contrastan con la seriedad de los temas que ocupan la agenda del encuentro: el programa nuclear norcoreano y la paz en la Península de Corea.

El mano a mano de hoy durará dos horas. Kim y Trump se encontraron en el hotel Sofitel Legend Metropole Hanoi a las 6:30 pm (8.30 de la mañana argentina) y protagonizaron una pequeña reunión bilateral, solo con la participación de sus intérpretes, según lo publicado por la agencia Yonhap .

A las 7 pm de Vietnam empezó la “cena de gala” con la participación de dos funcionarios de cada parte. La comida durará 1 hora y 35 minutos.

Trump está en la comida junto con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el jefe de Gabinete, Mick Mulvaney. Kim por su parte está acompañado por Kim Yong-chol, vicepresidente del Partido de los Trabajadores, y muy probablemente su hermana menor, Kim Yo-jong.

La primera cumbre entre el Presidente estadounidense y Kim Jong-Un, en junio en Singapur, concluyó con una vaga declaración sobre “la desnuclearización de la península norcoreana”, pero sin compromisos concretos. La atención del mundo está puesta en esta segunda vuelta, con la intención de que sea más concreta que su antecesora.

Estados Unidos reclama a Pyongyang que se deshaga de forma completa, verificable e irreversible de su arsenal nuclear, que le valió una serie de sanciones de la ONU en los últimos años. Corea del Norte denuncia lo que ella considera como amenazas estadounidenses: su presencia militar en Corea del Sur y en la región.

Fuente:

La Nación



Articulos relacionados