El proyecto ‘antitarifazo’ empieza a debatirse en el Senado

No avanzará con la velocidad prevista dado que el justicialismo aceptó darle tiempo al Gobierno para proponer una alternativa, mientras que Cambiemos busca estrategias para desactivarlo.



No Banner to display

El proyecto de la oposición para moderar los aumentos de tarifas , que ya obtuvo la media sanción en Diputados, empezará a debatirse este miércoles en el Senado. No obstante, la iniciativa no avanzará con la velocidad prevista, dado que el justicialismo aceptó darle tiempo al Gobierno para proponer una alternativa, mientras que Cambiemos pedirá que se convoque a los gobernadores, con el objetivo de desactivarla.

Estaba previsto que en la reunión de este miércoles a las 14 las comisiones de Derechos y Garantías, de Minería y Energía y de Presupuesto y Hacienda el Bloque Justicialista firmara el dictamen del proyecto para llevarlo al recinto la semana próxima, pero eso cambió en las últimas horas.

La bancada que encabeza Miguel Ángel Pichetto dará la discusión en ese encuentro pero esperará hasta la reunión siguiente, prevista para el martes de la semana próxima, para firmar el dictamen, con lo que le abrió una puerta al Gobierno para buscar una alternativa a su esquema de aumentos en electricidad, gas y agua.

“Hasta ese momento el Gobierno tiene tiempo para hacer una propuesta superadora, razonable y que implique una disminución real en los aumentos”, expuso Pichetto en declaraciones a la prensa acreditada en el Senado.

No obstante, el interbloque de Cambiemos que preside el radical Luis Naidenoff y coordina el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, pedirá en la reunión de este miércoles que las comisiones inviten a los gobernadores a dar su opinión, con la esperanza de que bloqueen el avance del proyecto.

La mayoría de los mandatarios provinciales peronistas, jefes políticos de muchos de los senadores que integran la bancada de Pichetto, ya se pronunciaron en contra de que el Congreso fije el esquema tarifario y el oficialismo quiere que concurran al Senado para ratificar esa postura.

El proyecto, que retrotrae las tarifas a noviembre de 2017 y dispone que los aumentos para usuarios residenciales no pueden superar el índice de variación salarial, ya fue aprobado el pasado 9 de mayo en Cámara de Diputados por el justicialismo, el massismo y el kirchnerismo, pese a las declaraciones en contrario de los gobernadores.

Fuente: Perfil



Articulos relacionados