El juez pidió a Cancillería información sobre el estatus diplomático del príncipe saudí

Es por una denuncia de Human Rights. El Gobierno ya había dicho que Mohammed bin Salman, apuntado por el crimen de un periodista, tiene “inmunidades especiales”.



No Banner to display

saudiMohamed bin Salman no ha pedido aún entrevista con Mauricio Macri, el anfitrión de la cumbre del G20 que se hará en Buenos Aires, este viernes y sábado.

Tampoco el presidente argentino lo ha hecho hasta este miércoles a la mañana, pero ello no se descarta que ocurra en las próximas horas ya que fue el primero en llegar al país del Grupo de 19 países más Unión Europea que integran este grupo.

Si pide la bilateral se la concederá “como a cualquier otro líder del G20″, informó una alta fuente del Gobierno a Clarín. Por cierto, el canciller Jorge Faurie lo recibió este miércoles en Ezeiza, con el jefe de ceremonial, Marcelo Suárez Salvia.

En consulta de Clarín, el vicecanciller Daniel Raimondi afirmó que el heredero de la monarquía saudita goza de”inmunidad por el rol que esta ejerciendo en calidad de representante de un estado soberano y en esa calidad tiene inmunidad funcional”.

Es por el caso del asesinato de un periodista del Washington Post: al respecto, el fiscal federal Ramiro Gonzalez pediría en los próximos días al juez federal Ariel Lijo que solicite información a Yemen, a Arabia Saudita y a Turquía por el asesinato de Jamal Khashoggi, entre otros hechos, antes de decidir si el caso es competencia de la Justicia argentina.

El jefe de Estado de su país es el rey Salman bin Abdul-Aziz Al Saud, pero MBS es su representante y del país en esta cumbre. Coincidentemente Arabia Saudita será el país presidente y sede del G20 en el año 2020, después de Japón.

El príncipe tiene una delegación de 400 personas y a lo largo de estos días varios aviones de su país descargaron armas y blindados. La embajada saudí está fuertemente custodiada.

La influyente organización Human Right Watch lanzó una medida de impacto esta semana: pedía la detención de MBS en Argentina por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul -la propia CIA dice tener pruebas de que fue él quien ordenó el brutal crimen- y por su rol en la sangrienta guerra de Yemen. Ese pedido recayó sobre el fiscal Ramiro González, quien debe dictaminar si hace un requerimiento de instrucción. La denuncia contra el príncipe heredero fue presentada el lunes por el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.

En la cancillería argentina explicaron que  “no existe base jurisdiccional en la legislación argentina ni antecedentes bajo el derecho internacional que habiliten la detención de un funcionario de su rango en funciones aún por crímenes internacionales”. No será detenido, afirman.

La visita del Príncipe constituye una “misión diplomática especial” y como tal es un “enviado diplomático oficial mientras se encuentre en Argentina en misión especial”. Su inmunidad se funda en la Convención sobre Misiones Especiales de 1969 que ha sido ratificada por Argentina y que aunque Arabia Saudita no es Parte, refleja el derecho consuetudinario.El Código Penal argentino no prevé la jurisdicción universal aún cuando existe alguna jurisprudencia que lo ha receptado. Muy pocos países aceptan esta base de jurisdicción y solamente para los crímenes más graves (como genocidio, terrorismo y torturas) que se considera que afectan a la comunidad toda.

El príncipe bin Salman, el primer líder del G20 que ha llegado a Buenos Aires este miércoles se ha convertido en la presencia incómoda para todos los miembros del G20. Mohamed bin Salman, que estaba en Egipto, llegó el martes por la noche a Túnez y se reunió con el presidente tunecino Beji Caid Esebsi en compañía de una gran delegación. En Túnez hubo contundentes protestas en su contra

Pero curiosamente, por ser su país anfitrión del G20 en 2020 se daría el espacio para una foto con Macri, Shinzo Abe (Japón), ya que serán la troika del G20 de diciembre de 2019. Sin embargo, será una foto opcional porque la troika del G20 actual es la de Angela Merkel (G20 de 2017), Macri (G20 actual) y Abe (G20 2019)

En este G20 también estará el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, con quien podría reunirse al margen del encuentro. Agencias internacionales así lo señalan. Y tampoco se descarta que Trump se encuentre con MBS, cabeza hoy de uno de los máximos aliados de Arabia Saudita.

Fuente:Clarin