El funeral de Estado de Kohl tendrá lugar en el Parlamento Europeo

El funeral de Estado del recientemente fallecido ex canciller de Alemania Helmut Kohl tendrá lugar posiblemente dentro de dos semanas en la sede de Estrasburgo del Parlamento Europeo, señaló en Bruselas una portavoz de la Comisión Europea a DPA.



No Banner to display

La fecha exacta y otros detalles concernientes al sepelio del ex canciller Helmut Kohl todavía no han sido cerrados, indicó la misma fuente a la agencia de noticias DPA.
Según ha trascendido, la intención de los organismos europeos es celebrar un funeral y un homenaje en el que líderes de la Unión Europea (UE) y compañeros del ex mandatario honren la figura de quien está considerado el padre de la reunificación alemana en 1990 y una figura clave en la configuración de la Europa unida.
Se trata de una ceremonia sin precedentes que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló que debía llevarse a cabo teniendo en cuenta que Kohl era uno de los tres únicos ciudadanos de honor europeos -junto al “Padre de Europa” Jean Monnet y el ex presidente de la Comisión Jacques Delors- y uno de los impulsores del euro como moneda única.
“Asimismo, hubiese sido el deseo de Kohl”, añadió. Desde la Comisión Europea, no obstante, no confirmaron la información publicada por el dominical alemán “Bild am Sonntag”, que indicó que los funerales del fallecido ex canciller alemán Helmut Kohl tendrán lugar tanto en Estrasburgo, Francia, como en su estado natal, Renania Palatinado.
El rotativo apuntó que después de una ceremonia en Estrasburgo, el ataúd será transportado por el río Rin hasta la ciudad de Espira, donde se realizará una misa católica abierta al público.
Posteriormente, según la publicación, familiares y allegados de Kohl participarán en una ceremonia privada en una iglesia local.
El ex canciller, que falleció el viernes en su casa de Ludwigshafen, fue jefe de Gobierno de Alemania de 1982 a 1998 y jugó un papel clave en la reunificación alemana lograda en 1990, así como en la configuración de la Europa unida.
Kohl, y eso contribuyó a su fama de gran europeo, impulsó la idea de dejar atrás las monedas nacionales en un momento en el que aún estaba de pie el Muro de Berlín y nadie podía imaginar la reunificación.
Tras la revolución pacífica de 1989 en la República Democrática Alemana (RDA), Kohl reconoció que disponía de poco tiempo para conseguir la unidad del país y negoció contrarreloj con los mandatarios de Estados Unidos, la Unión Soviética, Reino Unido, Francia y la Unión Europea las condiciones para la reunificación.
El ex canciller se alejó de la vida pública al sufrir un traumatismo craneal en una caída en 2008, que lo dejó atado a una silla de ruedas y recluido en su casa.



Articulos relacionados