El Estado Islámico golpeó a la prensa

El ataque fue a la sede de la Radio Televisión Nacional de Afganistán (RTA) en Nangarhar, y causó, al menos, 10 muertos y 24 heridos.



No Banner to display

El Estado Islámico (EI) atacó este miércoles la sede de la Radio Televisión Nacional de Afganistán (RTA) en la provincia de Nangarhar, donde causó, al menos, 10 muertos y 24 heridos, una acción que confirma la capacidad operativa del grupo islamista radical pese a haber sufrido duros golpes en las últimas semanas.

Apenas 10 días después de que las autoridades afganas anunciasen la muerte del líder del EI en el país, Abdul Hasib, y a un mes de que cayese sobre un refugio del grupo insurgente la denominada “madre todas las bombas”, un yihadista se inmoló ante la sede de RTA, abriendo paso a tres de sus compañeros.

El asalto se prolongó durante cerca de tres horas, hasta que las fuerzas de seguridad afganas lograron abatir al último insurgente sobre el mediodía local. A pesar de que la “mayoría” de los empleados del medio fueron evacuados “a tiempo”, el comando yihadista pudo acabar con la vida de dos técnicos, un conductor y un guardia de seguridad de RTA, además de infligir dos bajas a las tropas afganas, detalló Khogyanai, citado por la agencia de noticias EFE.

Fuente: Télam

Etiquetas: Destacado, Mundo, Noticias. Bookmark the permalink.