El diamante rosa más caro del mundo que aún no tiene dueño

Su pureza es singular, su tamaño y su riqueza de color lo convierten en un tesoro de la naturaleza. Fue subastado en USD 83 millones pero el comprador jamás efectuó el pago, hoy vuelve al mercado.



No Banner to display

Es una estrella, es un tesoro de la naturaleza, un diamante de pureza singular con un tonalidad rosa jamás vista. En 2013 fue subastada en Ginebra alcanzando un precio récord de 83 millones de dólares; sin embargo su comprador jamás efectuó el pago y hoy vuelve al mercado en busca de un dueño. “El extraordinario tamaño de este diamante de 59,60 quilates, con su riqueza de color, supera a cualquier diamante rosado conocido en la historia”, explicó David Bennett, presidente mundial de la división de joyería de Sotheby’s.

La piedra original- que pesaba 132,5 quilates – fue obtenida 1999 en una mina de África que maneja la empresa De Beers. La gema fue cortada y pulida durante más de dos años por la compañía Steinmetz Diamonds, por lo que su primer nombre fue “Steinmetz Pink”.

El Instituto Gemológico Americano le otorgó el máximo ranking en cuestión de color y claridad. No presenta ni fallas ni detalles a simple vista, algo extremadamente raro en los diamantes rosas, que hacen que su valor sea aún más alto. “He tenido el privilegio de examinar algunas de las más grandes gemas del mundo por más de 35 años y puedo decir, sin dudarlo, que la Estrella Rosa es de una inmensa importancia”, concluyó Bennett.

Fuente: Infobae

Etiquetas: Curiosidades, Noticias. Bookmark the permalink.


Articulos relacionados