Egipto prohíbe la venta de chalecos amarillos ante el temor de una réplica de las protestas en Francia

Las autoridades ponen límites a comerciantes, en ocasión de un nuevo aniversario del levantamiento de 2011.



No Banner to display

Como si con tan solo eso alcanzara para frenar una movilización social, Egipto (por las dudas) prohibió la venta de chalecos amarillos como los que usan los manifestantes franceses para impedir protestas similiares, justo cuando se cumple (el mes que viene) un nuevo aniversario del levantamiento de 2011, que terminó con era de Hosni Mubarak.

Funcionarios del área de seguridad y comerciantes admitieron que se han dado instrucción a los distribuidores para no vender los chalecos a la gente y que se limite la venta a compañías verificadas, pero solo después de un permiso policial.

También fueron advertidos que quien viole la orden será castigado.

Al menos seis comercios en el centro de El Cairo ya avisaron que no los venden. Dos se negaron a venderlos sin dar explicación, pero los otro cuatro explicaron que la policía les dijo que no lo hicieran.

“Parece que no quieren que nadie haga lo que están haciendo en Francia”, dijo un minorista.

“La policía vino acá hace unos días y nos dijo que dejáramos de venderlos. Cuando preguntamos por qué, dijeron que estaban actuando según las instrucciones ”, dijo otro.

Ambos hablaron bajo condición de anonimato por temor a represalias.

Funcionarios de seguridad dijeron que las restricciones permanecerían en vigor hasta fines de enero. Dijeron que los importadores de productos de seguridad industrial y los comerciantes mayoristas habían sido convocados a una reunión con altos oficiales de la policía en El Cairo esta semana e informados de las reglas.

Los funcionarios, que tienen conocimiento de primera mano de las medidas, hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a los medios de comunicación. Las repetidas llamadas y mensajes al vocero del Ministerio del Interior, que supervisa a la policía, para buscar comentarios quedaron sin respuesta.
La medida muestra la profundidad de la preocupación del gobierno por la seguridad. Las autoridades egipcias han actuado duramente durante los últimos dos años, desplegando a la policía y los soldados en todo el país para evitar marchas para conmemorar el 25 de enero del inicio del levantamiento de 2011. Decenas de personas han sido asesinadas y heridas en choques durante aniversarios anteriores.

Fuente: Clarín 



Articulos relacionados