Debate sobre la receta milagrosa: ¿una aspirina por día reduce el riesgo de muerte por cáncer?

Un estudio de un científico de Harvard sugirió que ingerir este medicamento reduce notablemente las posibilidades de morir por esta enfermedad. Infobae consultó a un prestigioso oncólogo argentino quien desechó la teoría.



No Banner to display

Entre 1986 y 2012, millones de mujeres y hombres murieron alrededor del mundo por los distintos tipos de cáncer. Durante ese período, Yin Cao, médico e investigador en la Unidad de Epidemiología del Hospital General de Massachusetts y la Escuela Médica de Harvard presentó una serie de números alarmantes en la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer en Washington, ciudad que en ese lapso se cobró miles de vidas por esta enfermedad.

Cao analizó los datos de más de 86 mil mujeres que formaban parte de las Nurses Health Study entre 1980 y 2012 y más de 43 mil hombres que formaban parte de los profesionales de la salud de seguimiento de estudios entre 1986 y 2012. Durante ese período, más de 8.200 mujeres y 4.600 perdieron por la vida por padecer esta enfermedad, pero el riesgo de mortalidad disminuyó entre aquellos que tomaron una aspirina por día.

“No se puede hablar de cáncer como una enfermedad general. Hay 273 enfermedades que se engloban bajo esta palabra. Entonces, si hay algo que previene o cura el cáncer, desde ya, no es cierto. Son entidades que no tienen nada que ver. De origen, evolución, pronóstico y tratamiento diferente en todas las personas”, explicó el médico oncólogo Mario Bruno a Infobae, ex jefe del área de oncología del Hospital Álvarez.

El riesgo de morir de cáncer fue del 7% menor para las mujeres y un 15% menor en los hombres que tomaron aspirina regularmente, en comparación con aquellos que no tomaron una dosis regular. La conexión más fuerte fue con el cáncer de colon, en donde el riesgo disminuyó en un 31% para las mujeres y 30% para los hombres que también ingerían este remedio regularmente. En el caso del cáncer de mama, en un 11% para ellas; en lo que respecta al de próstata, un 23% menor para los hombres.

“La evidencia dio sobradas muestras de que la aspirina es clave en la reducción de cáncer y la mortalidad por enfermedad cardiovascular”, dijo Cao. “Es bueno recordar, sin embargo, que si una persona quiere tomar una dosis baja de aspirina, especialmente si una persona ha tenido cáncer, debe consultarlo con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento por su cuenta”.

Los estudios también han encontrado que la aspirina puede ayudar a los pacientes que han tenido (o están en alto riesgo de) un ataque al corazón o un derrame cerebral, y por supuesto que es un buen fármaco para aliviar el dolor. “Sí es cierto que la aspirina reduce o evita la posibilidad de sufrir accidentes cerebrovasculares o infartos, porque es un antiagregante plaquetario; es decir, hace que las plaquetas no se peguen una con otras y evita formar trombos”, dijo Bruno. “Esta afirmación es de una magnitud increíble. Pero sí tiene utilidad en los pacientes oncológicos como un elemento más, importante, para reducir la posibilidad de reducir la posibilidad de metástasis a distancia”, agregó el profesor titular de la cátedra de oncología de la Asociación Médica Argentina a Infobae.

En abril de 2016, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos también dijo en un informe que tomar una dosis baja regular de aspirina al día puede prevenir el cáncer de colon y otras enfermedades cardiovasculares en los adultos entre 50 y 69 años que tienen un 10% o mayor riesgo de padecerlas.

Fuente: Infobae

Etiquetas: Curiosidades, Noticias. Bookmark the permalink.