Condenaron a 15 y 17 años de cárcel a los jefes de Los Monos por narcotráfico

Fue el primer juicio por venta de drogas contra la banda. Duras penas contra las mujeres de la organización.



No Banner to display

monos

La Justicia Federal de Rosario condenó a 15 y 17 años de cárcel a los jefes de Los Monos por liderar una banda narco. También recibieron duras penas las mujeres del clan Cantero, piezas fundamentales de la estructura. El fallo se conoció este jueves al mediodía, en lo que fue el primer proceso por venta de drogas contra los principales miembros de la organización criminal que sembró el terror en la ciudad.

Ariel “Guille” Cantero fue condenado 15 años de cárcel y Jorge Emanuel Chamorro, a 17. Ambos, considerados jefes de la banda, siguieron las audiencias desde la cárcel de Ezeiza, mediante videoconferencia, junto a otros 17 imputados. Sus parejas, Jésica Lloan y Vanesa Barrios, recibieron una pena de 12 años, mientras que Celestina Contreras, mamá de los Cantero, fue condenada a 8 años de prisión.

“Estamos conformes con las condenas. Fue una investigación muy compleja. Pudimos llegar a todos los eslabones de la organización”, afirmó el fiscal federal Federico Reynares Solar al salir de los Tribunales. De los 39 procesados, 35 fueron declarados culpables.

El juicio “Los Patrones” empezó en septiembre en el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario. Las audiencias ventilaron la estructura de una banda que logró mantenerse en el negocio narco a pesar de que sus líderes estaban detenidos.

La investigación se inició en noviembre de 2014, luego de detectarse un punto de venta de drogas en la zona sur de Rosario. En noviembre de 2015, en múltiples operativos realizados en Rosario, Corrientes y Chaco, la Justicia dio un golpe a la organización: se incautaron 665 kilos de marihuana, 5 de cocaína, precursores químicos, armas y vehículos. La detención de 22 personas, en aquel momento, permitió iniciar el proceso penal. Con el correr de la investigación otras 17 personas fueron imputadas.

Según las pesquisas, todos ellos formaron parte de una red de comercio de drogas con distintos roles; organizadores, abastecedores mayoristas, cocineros de cocaína, proveedores minoristas, embaladores de mercancía, vendedores en búnkeres y encargados de seguridad.

Fueron varios los jefes policiales que detallaron la operatoria de esta banda criminal para comercializar enormes cantidades de estupefacientes. Raúl Hirch, a cargo de Drogas Peligrosas de la Policía Federal en Rosario, describió un rol “modular” de las mujeres en todos los eslabones de la banda.

“El control, la comercialización y la venta estaba a cargo de las mujeres”, explicó Hirch, un testigo central del expediente por haber supervisado y coordinado la investigación de calle.

De la investigación judicial se desprendió que este clan narco tenía “dos binomios” claramente definidos a nivel jerárquico. Ariel “Guille” Cantero, líder de Los Monos, y su pareja, Vanesa Barrios, conformaban uno de ellos; el otro lo integraban uno de sus principales lugartenientes, Jorge “Ema” Chamorro, y su novia, Jésica Lloan.

Los hombres daban las órdenes desde la cárcel. Eran el nexo entre sus mujeres y los proveedores. Ellas exigían obediencia a los mandos inferiores, también ocupados por mujeres.

Entre los proveedores de cocaína estaba Diego Cuello, un narcotraficante con un amplio historial en el submundo de las drogas. Estuvo vinculado a Luis “El Pollo” Bassi, acérrimo oponente de Los Monos; fue detenido y luego absuelto por regentear una “narcochacra”, y terminó finalmente encolumnado detrás de los Cantero. Este jueves fue condenado a 11 años de prisión.

“Guille” Cantero y “Ema” Chamorro recibieron la segunda condena judicial en menos de ocho meses. En abril, en el fuero provincial, fueron sentenciados a 22 años y 9 años de cárcel, respectivamente, por integrar una asociación ilícita que cometió una larga lista de delitos.

Fuente:Infobae

Publicado en: Destacado, Noticias, Policiales   Etiquetas: , , ,


Articulos relacionados