Con una actuación inolvidable de Stephen Curry, los Golden State Warriors ganaron la serie más pareja de la historia de los playoffs de la NBA

Los bicampeones superaron a los Houston Rockets en el sexto juego y avanzaron a la final de la Conferencia Oeste



No Banner to display

Golden State Warriors sigue en la defensa de su título de campeón de la NBA. Es que después de triunfar por 118-113 en el sexto partido de una de las semifinales de la Conferencia Oeste, se quedó con la serie 4-2 ante los Houston Rockets de James Harden.

Con la ausencia de Kevin Durant, que en el juego 5 sufrió un lesión en su pierna derecha, reapareció el jugador franquicia de los Warriors, que no había tenido una buena actuación en el resto del enfrentamiento ante los Rockets. El volcán Stephen Curry hizo erupción y, después de no anotar en la primera mitad del partido, se despachó con 33 puntos en la segunda parte. Lo más importante es que 23 del total los sumó en el último cuarto.

 “Noches como ésta solo se puede dar si confías en vos y te olvidas de todo lo que te rodea”, declaró el número 30 de Golden State, en diálogo con la prensa en el Toyota Center. Stephen cerró una planilla con 9-20 de tiros (4-11 en triples y perfecto desde la línea de libres con 11-11), más 5 rebotes y 4 asistencias.

Con esos 33 puntos que sumó Curry, se quedó a seis de igualar el mejor registro histórico para un jugador de la NBA en un segundo tiempo de un partido de postemporada. El récord sigue en manos de Eric Sleepy Floyd, que en 1987 y por el juego 4 de la serie de semifinales del Oeste contra Los Ángeles Lakers de Magic Johnson, convirtió 39 en el triunfo 129-121 para los Warriors.

“Nunca pensamos que podíamos perder y mucho menos que no podíamos competir. En el banquillo no teníamos a un jugador que anote 34 puntos, pero sí a grandes profesionales que hicieron una labor excepcional”, dijo Steve Kerr, el entrenador de Golden State, en referencia a la ausencia de Durant.

Al igual que la temporada pasada (en la 2017/2018 ocurrió en la final de conferencia), los Warriors superaron a Houston. El año pasado, la historia terminó 4-3 para los vigentes campeones de la liga más importante del mundo del básquet. A pesar que no se definió en el último encuentro, la serie que jugaron ambos equipos fue la más pareja de la historia en los playoffs, si consideramos lo ajustado de los resultados que sentenciaron los seis enfrentamientos.

Golden-State-vs-Houston-NBA-1920-5

Por primera vez en la postemporada de la NBA, todos los partidos de una serie en la que se jugaron 6 o 7 juegos se definieron por seis puntos o menos. En los primeros dos encuentros, jugados en el Oracle Arena de San Francisco, Golden State ganó 104-100 y 115-109. Cuando el duelo se mudó a Houston, los Rockets prevalecieron 126-121 en el juego 3 y 112-108 en el partido 4. Antes del 118-113 que definió el pase de los campeones, como locales triunfaron 104-99. Si sumamos todos los puntos de cada equipo en los seis juegos, los campeones de la liga ganaron por 11 el total (670-659).

Con este resultado, Golden State jugará por quinta temporada consecutiva la final del Oeste (los últimos que lo lograron fueron los Lakers de Magic Johnson) y esperará al ganador de la serie entre Denver Nuggets y Portland Trail Blazers para saber contra quién buscará clasificar a las finales de la NBA, que comenzarán el próximo martes. La otra semifinal del Oeste está 3-3 y esta noche se disputa el partido decisivo.

Del otro lado del cuadro, y con Milwaukee Bucks como primer clasificado a la definición de la Conferencia Este, hoy se jugará el duelo definitorio entre los Toronto Raptors y los Philadelphia 76ers, que también llegaron hasta el séptimo partido.

FUENTE:Infobae

Publicado en: Deportes, Destacado, Noticias   Etiquetas: ,


Articulos relacionados