Cómo Europa utiliza inteligencia artificial para detener la suplantación de la identidad en Internet

La entidad que gestiona la registración de dominios en Europa combate los ataques de phishing mediante el uso de sistemas de inteligencia artificial y aprendizaje automático



No Banner to display

Aunque la supremacía del puntocom es indiscutible, los dominios geográficos le disputan el liderazgo en cada país. Y, entre tanto, dominios geográficos de nivel superior como el de la Unión Europea (.eu) van tomando fuerza. Este último lucha por escalar posiciones con una estrategia centrada en la seguridad de sus usuarios, con la promesa de proteger tanto los propietarios de las páginas web como a sus visitantes.

EURid es la entidad sin ánimo de lucro que se encarga de gestionar el dominio de Internet .eu para los ciudadanos y empresas europeos que quieran utilizarlo y destina buena parte de sus esfuerzos a prevenir el fraude online. “Tenemos que cuidar a los usuarios de nuestros dominios porque somos, de alguna manera, la imagen de Europa en Internet y queremos que este sea un espacio seguro para todos”, resume Jordi Iparraguirre, director del departamento de Innovación de EURid.

Las amenazas a los que se enfrenta esta compañía engloban todo tipo de estafas: desde ataques de malware hasta dominios en los que se suplanta la identidad de una empresa para tratar de recoger datos confidenciales de los usuarios más despistados.

El primer filtro por el que pasa un usuario que quiera obtener un dominio .eu tiene lugar cuando realiza su petición. EURid utiliza sistemas de aprendizaje automático -que han ido refinando con el paso de los cuatro años que llevan trabajando con inteligencia artificial – con los que analiza los datos y metadatos presentes en la solicitud de registro de una web y estima la probabilidad de que pueda darse un mal uso de ella en el futuro. Si no hay nada extraño, el dominio se aprueba en décimas de segundo.

Si EURid detecta alguna actividad extraña, lo notifica al banco o a la policía para que estos puedan verificar si se está cometiendo algún delito informático.

Fuente: La Nación



Articulos relacionados