China lanzó su primer cohete espacial desde una plataforma marítima

El gobierno de Beijing utilizó una construcción desde el mar Amarillo para poner el órbita siete satélites, dos experimentales y cinco comerciales. Hasta ahora sólo Estados Unidos y Rusia lo habían logrado.



No Banner to display

China llevó a cabo por primera vez este miércoles el lanzamiento de un cohete espacial desde el mar, que reafirma sus ambiciones en la puesta en órbita de satélites comerciales.

El cohete, del tipo Larga Marcha 11, fue lanzado a las 12:06 (04:06 GMT) desde una plataforma en el mar Amarillo, situada entre China y la península coreana, indicó la agencia espacial china (CNSA).

El cohete, llamado CZ-11 WEY llevaba a bordo siete satélites, dos experimentales y cinco comerciales, que fueron puestos en órbita.

“Fue el primer intento de China de lanzar un cohete desde el mar. Esto permitirá satisfacer mejor las distintas necesidades en materia de satélites”, se felicitó la CNSA.

El uso de una plataforma flotante tiene varias ventajas, porque permite acercar más el cohete al ecuador (donde se beneficia de la rotación de la Tierra) y también una carga más pesada, porque el impulso es mayor. Además, los lanzamientos desde el mar permiten evitar accidentes porque están lejos de las zonas habitadas.

Según la CNSA, el traslado de un cohete desde un puerto chino hasta una plataforma solo tarda una semana.

China no es el primer país en efectuar lanzamientos desde el mar. La empresa multinacional Sea Launch, ahora de capital ruso, lanzó varios entre 1999 y 2014.

El anuncio del lanzamiento marca una nueva etapa para China en su ambición de competir con Estados Unidos, Rusia y Europa en el sector espacial.

China invirtió miles de millones de dólares en su programa espacial, liderado por el ejército, y ya puso varios satélites en órbita por su cuenta o para otros países.

A principios de este año China se convirtió además en el primer del mundo en hacer aterrizar una sonda en la cara oculta de la Luna y dentro de diez años espera mandar una misión habitada al satélite.

Los Larga Marcha 11, parte de una nueva generación de vehículos espaciales chinos, tienen una extensión de 20,8 metros y un peso al despegue de 57,6 toneladas. Es el único cohete chino que utiliza combustible sólido, y el de este miércoles fue su lanzamiento número 306 para este tipo.

Fuente:

Infobae

Publicado en: Destacado, Mundo, Noticias   Etiquetas: , ,


Articulos relacionados