Canje de pasajes en el Congreso: casi 100 diputados podrían perder el beneficio

Cambiemos tiene tres proyectos para terminar con este tipo de "sobresueldos" de los legisladores por la Provincia y la Ciudad. Por qué en este privilegio no hay grieta.
 



No Banner to display

Luis Contigiani fue el primero en renunciar al canje de pasajes aéreos por plata en efectivo. El diputado por Santa Fe le pidió a sus pares que lo imitaran. Fernando Iglesias, por la ciudad de Buenos, y José Luis Ramón, por Mendoza, fueron los siguientes dos “arrepentidos”. El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ahora tiene tres borradores en su despacho para ponerle fin a lo que se convirtió en un “sobresueldo” en el Congreso. La medida alcanzaría en principio a los diputados por la Ciudad y por la Provincia de Buenos Aires.

Ya lo dijo el viernes el propio Mauricio Macri desde la residencia presidencial de Chapadmalal: “Si los diputados tienen que plantear un aumento si piensan que su salario no es suficiente, pero no está bien que lo compensen con los pasajes”.

En ese contexto el presidente de la cámara baja podría plantear la eliminación de pasajes aéreos para los que representan a la ciudad (25) y la provincia de Buenos Aires (70), es decir, 95 legisladores, según publicó Clarín. Solo un tercio de los integrantes. Igualmente recibirían una compensación de viáticos.

El 80 por ciento de los diputados que los canjean son justamente de la Ciudad y la Provincia. Cada pasaje aéreo cuesta 4.500 pesos, pero reciben 1.350 pesos si los cambian. Para un legislador puede llegar a ser 40 mil pesos por mes además de su sueldo de 95 mil pesos.

La Cámara de Diputados podría ahorrar hasta 20 millones de pesos al año si el presidente del cuerpo, en acuerdo con los líderes de los bloques parlamentarios, avanza con los cambios.

El año pasado los que más plata se llevaron fueron Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, Alberto Roberti, del Partido Justicialista, y Nilda Garré, del Frente para la Victoria (FPV). Entre 340 mil y 355 mil pesos. En el canje de pasajes no hay grieta.

Fuente: TN