Ataque a la comisaría de San Justo | Cristian Ritondo: “Hubo otros intentos de golpe”

El ministro de Seguridad informó que ya están presos “casi todos” los sospechosos de irrumpir en la seccional para liberar a un narcotraficante y admitió que hay un "problema estructural" para alojar a la cantidad de presos que se detienen
 



No Banner to display

Tras el golpe comando a la Comisaría 1° de San Justo en el que una banda intentó liberar a un narcotraficante, el ministro de Seguridad bonaerense contó que la policía había frustrado al menos otros tres intentos de ataque previos. Cristian Ritondo confirmó que ya están detenidos “casi todos los delincuentes” que llevaron adelante el tiroteo durante el que la sargento Rocío Villareal fue gravemente herida.

“Este no es el primer intento, hubo otros que no se filtraron porque logramos abortarlos antes con escuchas telefónicas”, señaló el funcionario en conferencia de prensa. Y relató que uno fue en la localidad de La Reja, donde parte de una banda que falsificaba autos intentó liberar al resto del grupo que estaba en prisión. Según dijo, hubo un episodio similar en Moreno y otro anterior en La Matanza.

Ritondo manifestó que está “consternado” por la salud de la sargento Villareal, pero destacó: “Gracias a su compromiso y el de sus compañeros evitamos que un delincuente salga a la calle”. Así, el ministro admitió que el Estado busca solucionar el problema de la poca capacidad que hay en las cárceles y concluyó: “Desde el 10 de diciembre hasta ahora hay 11 mil presos más. Sacarlos de la calle es nuestra obligación, solucionaremos donde alojarlos paulatinamente”.

Este miércoles la policía capturó a otros cuatro detenidos por el golpe comando a la comisaría. Hasta el momento estaban presos y acusados de haber instigado el ataque Ludmila Bustamante y Bruno Marullo Postigo, ambos de 19 años. La hipótesis es que la chica habría intentado liberar a su novio, Leandro Aranda, que estaba preso por la muerte de un narcotraficante.

Durante allanamientos en Liniers, Parque Avellaneda, Mataderos y La Matanza capturaron a cuatro personas de 15, 22, 29 y 30 años. Los investigadores informaron que uno de ellos entró a la seccional con un elemento cortante para abrir los candados. Otro habría sido el que le disparó a la sargento, el tercer acusado tiene un pedido de captura por infracción a la Ley de Drogas y el menor fue atrapado cuando intentó escaparse en un auto con pedido de secuestro. Sin embargo, todavía analizan si participó del golpe comando.

El hecho fue en la madrugada del 30 de abril, cuando al menos cuatro personas armadas y vestidas con gorras y camperas negras de policías llegaron a la seccional de San Justo a bordo de un auto gris.

Según quedó registrado en las cámaras de seguridad, uno de los delincuentes se paró en la puerta como “campana”, otro se quedó detrás de una puerta de blindex y los dos restantes fueron a la sala de guardia y dispararon contra los efectivos que en ese momento hacían tareas administrativas. La única herida fue Villareal, que tuvo que ser trasladada al Centro Médico Fitz Roy y sigue en estado delicado.

La principal hipótesis es que la chica planificó el ataque para liberar a su novio narcotraficante, Leandro Aranda, que estaba preso en la comisaría. Ambos habrían organizado el golpe por WhatsApp, porque el hombre tenía un celular escondido en el calabozo. Estaba preso desde el 25 de agosto de 2017 acusado de matar de cinco disparos en la cabeza a Nicolás Ojeda, otro traficante que se quedó con 70 kilos de cocaína que eran de él.

Fuente: TN



Articulos relacionados