Ante las sospechas, la Corte pidió investigar al tribunal que liberó a López

Solicitó que el Consejo de la Magistratura determine si hubo alguna irregularidad en la elección de los jueces que firmaron el fallo; la decisión de los camaristas había sido criticada por Macri



No Banner to display

El fallo que liberó a Cristóbal López generó un escándalo político tal que la Corte Suprema decidió tomar distancia con una medida extrema: pidió investigar si hubo “alguna irregularidad” en la conformación del tribunal que tomó esa decisión.

Los cinco ministros firmaron una “nota” sin precedente. Sin explicar los motivos de sus sospechas, en media carilla, la Corte le solicitó al Consejo de la Magistratura que abriera “una investigación acerca del procedimiento de integración” de la Sala I de la Cámara Federal que liberó a López y que averiguara, “además, si existió alguna irregularidad en esa conformación”.

Son tiempos turbulentos en el mundo judicial. La relación del Gobierno con Ricardo Lorenzetti y sus colegas está tensa. Sobre todo, después de que la Corte -con una mayoría conformada por Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda- se negó a habilitar al tribunal oral que iba a juzgar a Cristina Kirchner. A Mauricio Macri le cayó pésimo. Y 24 horas después se conoció el fallo que liberó a López. “Me indignó”, dijo el Presidente sobre esa excarcelación. Anteayer -según cuentan en la Casa Rosada, empujado por ese malestar-, Macri adelantó el anuncio de que propondrá como procuradora general a Inés Weinberg de Roca, una extraña para las estructuras habituales de poder dentro de la Justicia.

Ese mismo día, el ministro Germán Garavano visitó a Lorenzetti en el Palacio de Justicia. La idea de la Corte era limar asperezas. Entre los temas de los que hablaron, justamente, estuvieron las dudas del Gobierno sobre la conformación de la sala que liberó a López y modificó la calificación de su procesamiento. Elisa Carrió había pedido que se investigara “si no hubo dinero” detrás de ese fallo y denunció a los jueces ante el consejo. Garavano, esta vez, estuvo con ella: pidió que se diera “entidad” a sus sospechas.

Pero la presentación contra la Sala I no fue el único gesto que la Corte hizo ayer. También pidió que se investigaran las filtraciones de las escuchas judiciales de conversaciones de Cristina Kirchner con Oscar Parrilli (ver aparte). Anteanoche, en una sesión que finalmente se cayó, Diputados estuvo cerca de aprobar un pedido de informes a la Corte por la difusión de esas escuchas.

Fuente: La Nación