Ante la Justicia, Bebote Álvarez ratificó que los Moyano “lavaban plata” y aportó más pruebas y nombres

El barra brava de Independiente apuntó a Hugo y Pablo como partícipes de maniobras de lavado.
 



No Banner to display

Pablo “Bebote” Álvarez prestó declaración testimonial este martes ante el juez federal de Quilmes, Luis Armella, durante tres horas. Fue en el marco de la causa donde fueron imputados por lavado de dinero los dirigentes sindicales Hugo y Pablo Moyano, tras los dichos del ex barra brava de Independiente.

Álvarez reiteró que el sindicalista y su hijo “lavaban dinero” y aportó “más nombres que serán llamados como testigos, nombres de empresas y datos sobre posibles maniobras ilícitas”, señalaron fuentes judiciales a Clarín.

El ex jefe de la barra brava de Independiente está detenido por asociación ilícita y fue su ampliación de indagatoria en esa causa -que tramita en Lomas de Zamora- la que derivó en la apertura de un nuevo expediente, que puede complicar al líder de Camioneros y a su hijo.

Se mostró tranquilo cuando inició su declaración testimonial, habló de corrido durante un gran tramo de la misma y tuvo respuestas para la mayoría de las preguntas formuladas. El único momento de tensión, fue cuando ingresó a presenciar la testimonial el abogado de Hugo Moyano, Daniel Llermanos.

En su extensa declaración amplió las acusaciones contra el líder sindical, señaló “aportando más pruebas, nombres de personas y empresas”, según indicaron fuentes de la causa, cómo extorsionaban a diferentes firmas “para ceder productos” a favor de la institución deportiva. Además, Bebote Álvarez mencionó indicó una red de sociedades utilizadas “por la familia Moyano” para justificar diversos gastos.

Fuentes judiciales indicaron a Clarín que los dichos de Álvarez “son factibles, probables y comprobables” y que el juzgado iniciará la tarea de analizar la veracidad de las información proporcionada.

Bebote Álvarez denunció que el dinero producido por todas las ventas de futbolistas efectuadas por Independiente era depositado en una cuenta de un banco radicado en una guarida fiscal. Y desde allí era derivado a una mesa de dinero en Argentina, manejada supuestamente por Pablo Moyano, actual vicepresidente primero de la institución.

El circuito de esa plata continuaba con su derivación a una mesa de dinero, que según las acusaciones del barra se encuentra vinculada a un vicepresidente del club (uno de los anteriores, Noray Nakis, está detenido) y a Pablo Moyano, por entonces vocal de la Comisión Directiva.

Consta en el expediente que dichas sumas de dinero eran puestas a trabajar en el “circuito financiero y generaba ganancias que no eran declaradas en los balances del club”: allí sólo se consignaba el “monto original surgido de la venta de los futbolistas”.

En esta causa, la fiscal Cavallo imputó a la familia Moyano, por “haber montado una estructura” dentro de Independiente “destinada a cometer delitos y lavado dinero de las formas más variadas, entre las que se destacan la contratación de los servicios de la empresa de turismo Martin Tur, sobrefacturando los viajes del equipo al interior y exterior”.

Además la familia Moyano está acusada de “extorsionar a varias empresas de distintos rubros para beneficios personales”, utilizando a Independiente para “lavar y blanquear dinero” (sic) con la empresa “Conran” (se trataría de “Aconra SA”) de la cónyuge de Moyano”.

Fuente: Clarín



Articulos relacionados