Amplían la denuncia por lavado y vaciamiento de la obra social de Hugo Moyano

La diputada Ocaña pedirá al juez Bonadio que investigue un giro de $ 35 millones que benefició a empresas del grupo familiar del sindicalista, entre otras operaciones



No Banner to display

La diputada de Cambiemos Graciela Ocaña ampliará hoy su denuncia contra el líder de Camioneros Hugo Moyano por vaciamiento de la obra social de su gremio en, por lo menos, unos 35 millones de pesos a favor de las empresas familiares del sindicalista y por supuestas operaciones de lavado de dinero. Lo hará ante el juez federal Claudio Bonadio.

Ocaña, la primera en denunciar a Moyano en el 2009 en una de las causas del caso que se conoció como la mafia de los medicamentos, pidió además al juez que intervenga la obra social de los camioneros porque, pese al crecimiento de las empresas del grupo familiar del camionero, presenta, desde el punto de vista técnico, “una quiebra” de 636 millones de pesos. Hace 4 años que la obra social del gremio viene presentado pérdidas, mientras crece el patrimonio de las empresas del grupo Moyano.

La ampliación de la denuncia se conoce en una semana en que se agravó el conflicto entre Moyano y el Gobierno. El camionero dijo el martes que “no tengo miedo de ir preso” por el frente judicial complicado que afronta, en el cual está causa en al juzgado de Bonadio. Entre el 2009 y 2010, Bonadio procesó a varios funcionarios de la obra social de los camioneros y a proveedores de medicamentos por maniobras con los remedios y elevó la causa a juicio oral y público. Pero, en ese momento, consideró que Moyano no era responsable penalmente por esos desmanejos. La semana pasada, Moyano había tratado de “cucaracha” a Ocaña por las denuncias que vienen haciendo en su contra desde el 2009.

Además, Moyano está imputado por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) –que dirige Gabriel Pérez Barberá- por evasión impositiva y lavado de dinero ante el juez en lo penal económico Rafael Caputo, quien en enero delegó la investigación en la fiscal Alicia Sustaita. La denuncia se basa en un reporte de operación sospechosa (ROS) presentado por el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) Mariano Federici por una serie de movimientos financieros sospechosos entre la obra social y las empresas del grupo Moyano y el correo privado OCA. El líder sindical, junto a su hijo Pablo, también está imputado en la causa por lavado de dinero contra ex directivos de Independiente en la que está detenido el líder de la barra brava del club, “Bebote” Alvarez.

 

Fuente: clarín



Articulos relacionados