Aborto: una caravana “verde” de 8 postas pidió por la legalización

Unas 300 personas marcharon en las inmediaciones del Congreso para pedir por la ley.

 



No Banner to display

Tambores sobre avenida Entre Ríos. Sol radiante y mujeres de verde protagonizando una batucada. Con purpurina en la cara y pañuelos por el aborto legal, seguro y gratuito. Están en el centro de una ronda que se armó para aplaudirlas. Muchos filman con sus celulares, todos acompañan cantando: “Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado se va a caer, se va a caer. Arriba el feminismo, que va a vencer, que va a vencer”. A tres días del 8A, jornada en la que el Senado va a definir si legaliza o no la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), unas 300 personas se juntaron frente al Congreso y marcharon por ocho postas en las inmediaciones del recinto para pedir que el aborto sea ley. Si bien entre los últimos legisladores que adelantaron su voto, la mayoría lo hizo en contra, la manifestación se vivió con entusiasmo y alegría.

Marcha en favor del aborto frente al Congreso. (MARCELO CARROLL)

Marcha en favor del aborto frente al Congreso. (MARCELO CARROLL)

“No tenemos la bola de cristal (sobre lo que pasará en el Senado) pero sí sabemos que estamos triunfando en la calle y que tenemos el apoyo de la sociedad. Estamos haciendo historia”, dijo desde el micrófono Nina Brugo, cofundadora de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Y pidió que este miércoles sean “todavía más” en el Congreso que el 13 y 14 de junio, cuando se obtuvo la media sanción de Diputados y se juntaron cientos de miles de mujeres a favor del proyecto. “Si trajeron una compañera, esta vez vengan con cuatro. Tenemos que multiplicarnos”, agregó, emocionada. El sábado hubo una importante manifestación de la comunidad evangélica a la que se sumaron grupos católicos en contra. Se espera que el 8 también se acerquen al Congreso del lado celeste.

Este domingo al mediodía arrancaron las actividades a favor de la legalización en la zona del Congreso. Hubo una caravana con “ocho postas de cara al 8A”. En cada una de ellas, se habló de una razón por la que los senadores deberían convertir el proyecto en ley. Su legalización no lo hace obligatorio, la penalización promueve el negocio y no impide su práctica, la clandestinidad nos mata, todas abortan y las pobres mueren y que es una cuestión de salud pública, fueron algunos de los argumentos destacados.

Al ritmo de “las tamboras”, un ensamble de grupos de percusión, se llevó a cabo la marcha por Rivadavia. Luego doblaron en Jujuy, de ahí tomaron Independencia, Pasco, Belgrano y Entre Ríos hasta regresar al Congreso. Se hicieron diferentes performances, que incluyeron lecturas, juegos y actuaciones alrededor de la Ciudad.

Marcha en favor de la legalización del aborto frente al Congreso. (MARCELO CARROLL)

Marcha en favor de la legalización del aborto frente al Congreso. (MARCELO CARROLL)

Una de las postas se realizó en la esquina de la casa de la vicepresidenta Gabriela Michetti, donde el lema fue “es un derecho humano”. Allí, varias mujeres de negro posaron con carteles colgados en sus espaldas que decían “No quiero ser mamá”, “Mi pareja no quiso ponerse el forro” y “Me falló el método anticonceptivo”, entre otras.

El itinerario, que contó con la planificación de 15 organizaciones sociales junto con referentes de la Campaña, terminó frente al Congreso con las tamboras en su máxima expresión, el sol y la ronda de aplausos. Y la posta ocho: “Nuestros cuerpos, nuestras decisiones”, en la que se escribieron frases en pañuelos verdes de cartulina, que luego se pegaron en la zona.

Sobre la Plaza de los dos Congresos montaron una radio abierta de la que participaron Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir, y Ofelia Fernández, ex presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini. Además, feriantes colocaron durante la tarde sus puestos en la plaza. Se vendieron pañuelos verdes y naranjas por $ 50 pesos, tazas, pines, aros, vinchas, remeras y gorras con inscripciones a favor de la legalización del aborto y de las luchas feministas en general.

Camila Alio (24) después de las 15 recorría el sector de feria junto a su maltés, que llevaba una cinta verde con el lema “Aborto legal ya”. “Mi perra Luna también tiene su pañuelo. Vivimos cerca y vinimos con mi hermana y mi mamá a acompañar. El miércoles vamos a estar. Esperemos que salga la ley, nos la deben a todas las mujeres”, dijo Camila. Romina Garuti para esa hora caminaba por la misma vereda con su hija de ocho. “Soy docente y me formé en una escuela católica. Crecí con esas ideas porque eran las únicas que me habían enseñado: en Filosofía veíamos textos de San Agustín, no de Marx. Pero siempre algo me hizo ruido. Entonces, empecé a leer más y hoy vengo a acompañar este proyecto con el que quiero que se forme mi hija”, expresó Romina a Clarín. “Quiero que se críe sin la mirada inquisidora, que no juzgue al otro. Estamos hoy y vamos a volver el 8. No sabemos qué va a pasar en el Senado. Lo que sí tenemos claro es que en la calle el movimiento de mujeres ya explotó”, agregó.

Aldana Mantanini (36), otra autoconvocada con su pañuelo, se sumó: “Independientemente de lo que ocurra, esto es una celebración: es algo que ya empezó, que no se para. Es un territorio ganado”.

Fuente: Clarin

Etiquetas: Destacado, Noticias, Sociedad. Bookmark the permalink.