A la espera de la definición de Massa, Alberto Fernández dijo que la fórmula con Cristina es “inmodificable”

El exfuncionario dijo que el Frente Renovador tiene las puertas abiertas del kirchnerismo; también ratificó el binomio Kicillof-Magario para la provincia.



No Banner to display

Mientras espera que Sergio Massa defina si acepta o no sumarse al frente kirchnerista, Alberto Fernández advirtió hoy que la fórmula con Cristina Kirchner es “inmodificable”, frente a las especulaciones sobre la posibilidad de que la senadora decline su postulación a vice para facilitar el regreso del líder del Frente Renovador.

En una entrevista con Radio Continental, el precandidato a presidente ratificó también el binomio Axel Kicillof-Verónica Magario para competir en la provincia de Buenos Aires y descartó la chance de que el kirchnerismo invite a Massa a postularse como candidato a gobernador bonaerense.

“Ese tema es complejo a esta altura. Alguna vez pudo haber sido, ahora es complejo porque seguimos avanzando”, señaló.

¿El exintendente de Tigre podría encabezar la boleta a diputados nacionales en Buenos Aires? “Si él quisiera ocupar un lugar así, podría serlo”, remarcó el exfuncionario. Y agregó: “Siempre he escuchado que no quiere volver a tener un cargo legislativo”.

El intendente de Tigre respaldó la candidatura de Alberto Fernández El intendente de Tigre respaldó la candidatura de Alberto Fernández Crédito: Twitter
En la previa de la convención del Frente Renovador, Fernández aclaró que el espacio de Massa aún tiene las “puertas abiertas” para sumarse al frente kirchnerista.

“He hablado con Sergio y lo he inducido a pensar la posibilidad de estar juntos. Esa decisión está en Sergio, no está en mí”, aseveró.

El exjefe de Gabinete aclaró que aún no dialogó con Massa sobre qué lugar podría ocupar en un eventual gobierno del kirchnerismo. “La fuerza de Massa significa un montón de gente: legisladores provinciales, diputados nacionales. Y Sergio es alguien con un enorme valor, puede aportar en cualquier lugar”, indicó.

Fuente:

La Nación