Robert Wagner, “persona de interés” en la muerte de Natalie Wood

John Corina, de la oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles, ha reconocido que el actor es sospechoso en la investigación porque "fue el último que la vio viva".

 



No Banner to display

La investigación de la muerte de Natalie Wood ha vuelto a saltar a la palestra, como el cuento de nunca acabar. La novedad del caso que se reabrió en 2011, y que todavía no ha conseguido arrojar luz sobre el extraño adiós de la actriz en aguas del Pacífico, es que Robert Wagner, su marido y una de las tres personas que estaban con ella en un yate privado cuando se ahogó en 1981, es ahora “persona de interés” en la investigación.

Así lo reconoció el teniente John Corina, de la oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles, en una entrevista con la cadena CBS. “A medida que hemos ido investigando el caso durante los últimos seis años, creo que ahora es una persona de interés”, dijo sobre el actor retirado de 87 años. “Lo que quiero decir es que ahora sabemos que era la última persona que estuvo con Natalie (Wood) antes de que desapareciera”.

Wood, hija de una rusa y un ucraniano, se ahogó junto a la costa de la isla Catalina, en Los Ángeles, en noviembre de 1981. Wagner, el también actor Christopher Walken y el capitán del barco, Dennis Davern, estaban a bordo del yate familiar la noche en que desapareció la actriz. Wood, que tenía 43 años cuando falleció, no sabía nadar.

La investigación original determinó que se había tratado de un accidente, aunque durante años los familiares de la actriz acusaron a Wagner de su muerte. El hecho de la protagonista de West Side Story le tuviera pánico al mar de noche suscitó todo tipo de sospechas. También creó controversia la acalorada discusión entre Wagner y Walken antes de que desapareciera Wood. El actor de Detroit admitió en su libro Pieces of my Heart, publicado en 2009, que sintió celos de Walken esa noche y que tuvo una fuerte discusión con él.

La actriz, después de haber bebido bastante, decidió retirarse a su camarote y nunca más volvió a ser vista por su marido hasta que apareció flotando en el mar a altas horas de la madrugada. Corina también cree que Wagner no está contando la versión completa de lo sucedido. “Creo que ha cambiado su historia un poco de forma constante”, dijo. “Y su relato de lo sucedido sencillamente no encaja”.

Fuente: El Mundo



Articulos relacionados