No es la primera vez que Darthés es acusado. En 2012, Calu Rivero (30) abandonó la telenovela Dulce amor, dando a entender que sufrió acoso de parte del actor. Si bien ella no quiso judicializar la denuncia, fue Darthés quien lo hizo: la querelló por ‘daños y perjuicios’. Sólo entonces, a través de una carta que publicó a fines de 2017, la actriz contó su versión. Comentó que estuvo cinco años callada, para no soportar ‘los agravios que reciben quienes ponen en evidencia la conducta inapropiada de un galán, padre de familia, felizmente casado’.

En esto último coincidieron Coacci y Juncos quienes, en su momento, tampoco se animaron a hablar, por temor. “Sentí que no me iban a creer. El era una celebridad. Quizá si lo hubiera dicho antes, Calu no habría pasado por lo que pasó”, lamenta Natalia.

Por su parte, Ana agrega: “No lo conté porque hace veinte años no estaba bien visto hablar de ciertas cosas. Yo no era nada más que una actriz del montón, que había conseguido hacer un par de capítulos en una tira exitosa y con ilusión cuidaba mi trabajo”.

Tanto Rivero como Coacci y Juncos se alejaron de la actuación. Darthés en cambio, continúa haciendo de galán. Hoy protagoniza Simona, la novela del prime time de eltrece. “No es cierto que estemos pensando en sacar a Juan de Simona”, declaró Adrián Suar, gerente de Programación del canal y director artístico de Pol-ka.

Fuente: Infobae